Chocolate rubio: qué es y cómo se hace

¿Qué tal es el Chocolate Rubio?
  • Sabor del chocolate rubio
  • Facilidad de preparación

Summary

Hacer chocolate rubio lleva mucho trabajo, pero la receta es bastante simple de seguir. De todas maneras, al final vale la pena terminarla porque es realmente deliciosa y es perfecta para crear otras recetas delicadas como macarons.

4
User Rating: 5.0 (1 votes)
Sending

Posiblemente sabes que existe el chocolate oscuro, el chocolate de leche y el blanco; pero ¿has oído sobre el chocolate rubio? Lo más seguro es que nunca escuchaste sobre él y tiene lógica porque es un invento muy nuevo que tiene apenas un par de años en el mercado. Se trata de un derivado del chocolate blanco que se cocina en un calor muy bajo para caramelizar sus componentes y lograr el nuevo tipo de chocolate que tiene un poco de sabor a caramelo.

Como muchos inventos se “descubrió” por un accidente cuando el Chef Frederic Bau, de L’Ecole du Grand Chocolat, olvidó que tenía un poco de chocolate blanco siendo derretido al baño maría por 10 horas. El chef sintió el olor del chocolate y eso fue lo que hizo recordar que lo había dejado en el baño maría tanto tiempo. El color había cambiado a un marrón claro o rubio y el sabor y aroma se parecían al del caramelo, dulce de leche o cualquier preparación donde se cocine azúcar con leche.

Lo que decidieron hacer es comenzar a hacer pruebas para desarrollar este chocolate lo que les llevó ocho años de investigación. Gracias a Valrhona, una fábrica francesa de chocolates de lujo que desarrolló la fórmula pefecta, se puede comprar este chocolate sin miedo de que se arruine porque tiene una vida de 12 meses. El nombre de este chocolate rubio creado por la marca es Dulcey, y son los únicos que lo venden, lo que hace que su precio sea bastante alto, costando hasta 32 dólares por cada kilo.

¿Cuáles son las características del chocolate rubio?

dulcey chocolate rubio

Foto de Beyond Sustenance

Además del olor a caramelo o dulce de leche, el sabor es similar; también recuerda a una galleta de mantequilla. Su textura es cremosa, perfecta para untar. Se venden en tabletas y también en chispas para usarlo como cobertura de postres, para crear batidos, helados o lo que se te ocurra.

Hay que tener en cuenta que este chocolate tiene un muy bajo contenido de cacao y mucha cantidad de azúcar, así que no es apto para aquellos que son diabéticos o que están tratando de perder peso. Para ser más específica, el chocolate rubio tiene 35% de cacao, 43% de azúcar, 41% de grasa y 21% de leche entera.

¿Puedo preparar chocolate rubio en casa?

Sí, puedes hacerlo tomando en cuenta que lleva mucho trabajo y que necesitas tener mucho cuidado en el proceso para que no se queme. Además, es sumamente importante que el chocolate blanco que decidas usar sea de excelente calidad para obtener un buen resultado. Esto es ideal porque primero, es el único ingrediente que usaremos, y segundo, porque los chocolates blancos de mala calidad no derriten correctamente.

En Food52 tienen una receta adaptada de la original desarrollada por Valrhona (que ya no existe en la web). La preparación es simple pero lleva bastante trabajo por al menos una hora donde necesitará tu atención constante. Se hará en el horno, no en una estufa ni tampoco usando el baño maría original que se usó en el momento del descubrimiento del chocolate rubio.

Chocolate rubio: qué es y cómo se hace
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Preparación de chocolate rubio hecha en casa sin gastar tanto dinero. Fácil pero trabajoso.
Autor:
Porciones: 1 taza
Ingredientes
  • ½ kilo de chocolate blanco de buena calidad
  • Sal marina, al gusto
Instructiones
  1. Calienta el horno a 130°C.
  2. Corta el chocolate en pedazos pequeños y esparce en una bandeja limpia y seca para el horno.
  3. Mete el chocolate en el horno por 45 minutos, sacando cada 5 a 10 minutos para mezclar con una espátula.
  4. Continúa cocinando el chocolate hasta que obtenga el color que desees; si quieres un poco más de los 45 minutos hasta que esté oscuro, perfecto.
  5. Agrega la sal marina, un poco, al gusto. Esto hará que los sabores sean más llamativos aún.
Notas
Usa una espátula que esté limpia y seca cada vez que la vas a usar.
Si el chocolate parece estar lleno de grumos durante el proceso de cocción, no te preocupes. Esto se arreglará cuando lo mezcles con la espátula.
Puedes guardar varios meses dentro de una jarra o envase con tapa. Cuando lo vayas a usar y quieres que esté derretido, mete en agua caliente.
Si lo cocinas demasiado, tanto que se vuelve una arenilla, no te preocupes; no tendrá mal sabor, y será perfecto para ponérselo a distintos postres como si fuesen chispas. Si quieres que quede derretido y casi líquido, puedes poner al baño maría y luego pasar por un colador o licuar con un poco de aceite o crema de leche.